(Foto: El Comercio)

(Foto: El Comercio)

Carlos Sandi, apu y presidente de la Federación de Comunidades Nativas del Río Corrientes (Feconaco), cuestionó que el gobierno haya concluido el proceso de consulta previa, sin tomar en cuenta la postura de dos de las cuatro federaciones que no quisieron firmar el acta, por considerar que desde el Ejecutivo intentaron imponer condiciones que distaban de sus requerimientos.

En tanto, el apu Alfonso López, presidente de la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (Acodecospat), cuestionó que se haya presionado a las federaciones a firmar un acta sin conocer la respuesta del gobierno a sus requerimientos, resultantes de tres años de diálogo.

Ambos líderes indígenas reiteraron que las comunidades se encuentran a favor de la actividad petrolera, sin preferencia por ninguna empresa, ni la estatal Petro-Perú ni la extranjera Pacific Stratus Energy.

“Esta no es una lucha a favor de ninguna empresa, es una lucha emprendida por el respeto de los derechos de los pueblos indígenas que han sido vulnerados por 40 años”, dijo Sandi.

En este punto, ambos líderes indígenas pidieron que se aclare que no todas las federaciones que representan a las comunidades indígenas de las cuatro cuencas se encuentran de acuerdo con el pedido del Gobierno Regional de Loreto y un sector político sobre la adjudicación a favor de Petro-Perú.

Tras reunirse con los líderes indígenas, el defensor del Pueblo, Eduardo Vega, hizo un llamado al gobierno para continuar el diálogo con las comunidades y llegar a acuerdos que se encuentran pendientes.

Fuente: El Comercio